· 

Aprendiendo inglés desde la cuna

La estimulación temprana es vital en el desarrollo de la capacidad intelectual de una persona, ya que crea nuevas conexiones neuronales.

Enseñar una segunda lengua a los niños cuanto antes es una buena manera de crear dichas conexiones neuronales y aumentar su desarrollo intelectual.

Además el cerebro de los niños hasta los 6 años está enfocado en la adquisición del lenguaje, por lo que es en esta etapa, en la que más fácil le será a cualquier persona aprender uno, dos e incluso más idiomas.

Por ello es recomendable acostumbrar a los niños desde bebés a escuchar todo lo que puedan en inglés: música, cuentos, juguetes con sonido... para que aunque tú no le hables en inglés, su oído se vaya acostumbrando a la distinta sonoridad del nuevo idioma y poder así más adelante reproducir los sonidos al igual que en su idioma materno. Como padres podemos utilizar los recursos que tenemos disponibles para darle a nuestros hijos un mayor contacto con el segundo idioma, por ejemplo poniendo los dibujos en la tele en inglés, vídeos en youtube o apps en inglés para niños. Si compramos cuentos, podemos comprar aquellos que son bilingües y que traen el texto en ambos idiomas, o incluso los que vienen con un CD de audio contando el cuento.

Lo que sí es fundamental es que la introducción del idioma sea lo más temprana posible, porque si por ejemplo un niño se acostumbra a ver los dibujos en inglés desde que tiene uno o dos añitos, no tendrá ninguna dificultad en seguir viéndolos en inglés más adelante. Pero si lo intentamos cuando el niño tenga 4 años, es muy probable que no quiera o se oponga porque no entiende el inglés.

Os iremos dejando en este blog recursos e ideas que podéis poner en práctica para facilitar a vuestros peques la adquisición del idioma y tratar de ofrecerle una inmersión lingüística en inglés el máximo tiempo posible, aunque vosotros no domineis el idioma.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0